Hola y bienvenidos a mi página web!

Como muchas otras familias americanas, mi familia comenzó en un pueblecito y trabajando duro y muchos sacrificios fuimos capaces de hacernos un hueco en la clase media.

Nuestras raíces se remontan a finales del siglo XIX alrededor de Alpine, Texas, el pueblo donde nací y crecí. Allí, mis padres tenían un pequeño restaurante familiar que fue donde comencé a aprender el valor de trabajar duro cada día.

Mi padre era un orgulloso veterano de la Segunda Guerra Mundial que rechazó cualquier tipo de beneficios para veteranos porque creía en que su servicio en el ejército no fue más que una forma de cumplir con sus obligaciones para con su país. Mi madre obtuvo un trabajo como empleada estatal para ayudar a llegar a final de mes.

Se esperaba que mis hermanas y yo mismo lo hiciésemos bien en la escuela al tiempo que echábamos una mano en el restaurante familiar. Al principio yo era principalmente el lavaplatos. Una vez que llegué a la secundaria añadí un trabajo en una tienda local de ropa. Me gradué de la secundaria en 1980 y me gradué de Sul Ross State University dos años después.

Terminar la universidad en dos años mientras tenía tres trabajos no fue fácil de ninguna manera, pero como he dicho – fuimos criados para trabajar duro.

Después de graduarme, fui a conseguir un diploma por la escuela de derecho de The University of Texas.

Servicio público

Después de graduarme de la escuela de derecho pasé a servir como agente del Ministerio Público antes de volver a Alpine y trabajar como procurador penal a nivel local. Era un gran trabajo, pero era muy frustrante comprobar que el sistema penitenciario de Texas era a menudo una puerta giratoria – los presos en ocasiones cumplían tan sólo un mes por cada año de su condena.

Mis padres vieron lo frustrado que estaba con el Sistema tal y como existía y me convencieron de buscar el cambio presentándome al parlamento estatal. Eso hice y con 28 años fui elegido para representar a mis vecinos y amigos del Oeste de Texas en la Cámara de Representantes de Texas.

Mi familia

Soy padre, esposo, hijo y hermano. La familia hizo de mí el hombre que soy hoy y es todavía lo más importante de mi vida.

Dos semanas después de ser elegido por primera vez, me casé con la mujer más hermosa y maravillosa que nunca he conocido, María Elena. Ahora llevamos casados 24 años. Han pasado en un suspiro.

También somos padres de un niño de nueve años. Los últimos nueve años has pasado especialmente rápido. Nicolás es graciosísimo y divertido. Aunque solo tiene nueve años, él piensa que ya tiene veinticinco.

El Parlamento de Texas

En el parlamento estatal pude hacer muchas cosas siendo fiel a dos reglas generales – anteponer siempre las necesidades de la gente que represento a cualquier preocupación política y estar siempre dispuesto a trabajar con cualquiera para solucionar un problema, fuese cual fuera su filiación política.

Usé mi experiencia como procurador para escribir leyes y hacerlas más duras con los criminales, incluyendo la aprobación de la Ley “Perpetua sin libertad condicional” de Texas y la creación de la base de datos de ADN del estado que ayuda a asegurar que los criminales son condenados por sus crímenes.


 “Estoy tan convencido como siempre de que podemos tener éxito en reproducir lo que hice en Texas – unir a la gente para alcanzar un buen resultado.”


Propuse legislación para reducir impuestos para muchos pequeños negocios en Texas y luché para preservar las excepciones de impuestos al gas natural, una industria que provee de muchos empleos a familias en el distrito.

En el parlamento estatal trabajé para aumentar la inversión en educación pública y en universidades, salí en defensa de niños discapacitados frente a las compañías aseguradoras y ayudé a construir carreteras y escuelas en áreas de bajos ingresos del Oeste de Texas.

También trabajé para asegurar la frontera, reformar nuestro sistema de justicia criminal y apoyar a los veteranos de Texas.

Durante mis años en el parlamento estatal me enorgulleció liderar a los 43 miembros del comité legislativo mexicano americano y presidir numerosas comisiones legislativas.

También me siento profundamente honrado de haber sido reconocido por mi trabajo como receptor del premio de Defensor de la justicia otorgado por una coalición de grupos de victimas de Texas, el premio al servicio público Estrella de Texas de Causa Común de Texas y ser nominado en la lista de los diez mejores legisladores de Texas Monthly.


 “Hay una conexión incuestionable entre el acceso a la educación y un futuro mejor. La educación abrió la puerta de las oportunidades en mi vida, y creo que todos los tejanos deben tener una oportunidad de tener un futuro mejor.”


Como legislador, consideraba mi trabajo el unir a la gente para alcanzar un buen resultado y estoy orgulloso de los resultados que fui capaz de conseguir, pero al mirar al Congreso de los Estados Unidos me encontré de nuevo con esa misma sensación de frustración que me molestaba siendo un joven procurador.

De camino al Congreso

Sentía que era capaz de marcar la diferencia en Austin y que no tenía sentido que el Congreso de los Estados Unidos en D.C. pareciese que nunca alcanzaba un buen resultado. Hacemos muchas cosas mejor en Texas y pensaba que de seguro podía hacer un mejor trabajo que algunas otras personas en Washington.

María Elena escuchó mis preocupaciones y por fin me dijo que debía ir y hacerlo. Así que lo hice.

Hizo falta mucha ayuda de mucha gente pero haciendo lo que siempre he hecho - trabajar duro y trabajar juntos – ¡Ganamos!

Para alguien acostumbrado a conseguir que se hagan las cosas, el Congreso ha sido un gran cambio, pero me niego a abandonar la ética de trabajo y los valores morales que me han llevado hasta aquí.  De hecho, cuando el gobierno cerró, esponsoricé una proposición de ley prohibiendo al Congreso aceptar su nómina porque, como ustedes, no creo que nadie merezca cobrar cuando no hace su trabajo.

Sea como fuere, estoy tan convencido como siempre de que podemos tener éxito reproduciendo lo que hice en Texas – unir a la gente para alcanzar un buen resultado.

El nuestro es un país resistente y con su ayuda, sé que podemos poner a nuestro país de nuevo en la buena dirección.

Muchas gracias por visitar nuestra página web. Espero que la encuentren tanto interesante como útil. Y espero contar con ustedes para ayudarme a mantener el sentido común de Texas en Washington, D.C.

- Pete

What Others Are Saying

Thank you Congressman Gallego for your help in getting my VA disability claim settled. If it weren't for you, my claim would still be pending and I would have not received my back pay of $38,791. I appreciate what you did for me and my wife.
Richard N.
My deepest gratitude to Congressman Pete Gallego for his assistance in resolving my case with the Veterans' Affairs (VA).
Virgil M.
Thank you Congressman Gallego for assisting me in receiving my retroactive pay and adding my dependents to my claim. I had been waiting for this since June 16th of 2013. I received over $25,000 in compensation that was owed to me by the Department of Veterans Affairs, shortly after contracting your office. Your staff was compassionate and eager to solve the problem. I recommend that others needing assistance dealing with government agencies reach out to your office when they find themselves in a bind. Without your assistance I would still be waiting.
Wayne J.